Comunicar y llegar al público con humor en tiempos de pandemia

Comparte este artículo enTweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Estamos en una situación que hace 10 años ni nos planteábamos. No solo por la enfermedad, el aislamiento y la duda entre el saber – escuchar, y el no filtrar ni estar seguros de que todo lo que escuchamos en medios de comucación es cierto y verídico o son “Fake news”.

En este marco situacional, nos encontramos una persona que ha sabido trasmitir tranquilidad de cara a la vacunación contra el COVID. Leyendo en medios de comunicación encontramos esta entrevista publicada en el reconocido periódico “El Mundo”, con detalles sobre el profesional del 112, cuyo “speech”, es uno de los últimos videos virales en España

Se llama Jorge Prieto, es enfermero del summa 112 y no actualiza su cuenta de twitter desde hace casi un año, según indican en “El Mundo”. Y sin embargo, este pasado jueves 3 de junio, se ha convertido en protagonista de todas las conversaciones en redes sociales gracias a un discurso que no tiene nada que envidiar a ninguna campaña de vacunación. Él pregunta, el público corea la respuesta.

-¿Verdad que para el colesterol me tengo que tomar mis pastillas?

-Siiiii

-Es que mire usted, yo ya tomaba paracetamol de antes porque yo tengo muchos dolores. ¿Me tengo que tomar el doble de la dosis?

-Noooooo

-Y si no me pasa nada, ni fiebre ni malestar general, ¿me tengo que tomar un paracetamol?

-Nooooo

-“Es que yo ya me lo he tomado”. ¡Pues ya está!

Risas y una atención que ya la querría cualquier político en el Wanda Metropolitano. El público de Jorge: los recién vacunados. Su objetivo: responder de una vez y con mucho humor a las preguntas inevitables que toda esa gente iba a tener. Eso, y garantizar que todo el mundo reciba correctamente la segunda dosis.

“Somos personal del Summa 112, el servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid. Nos han sacado de la ambulancia y nos han metido aquí en el Wanda a vacunar, con lo cual no tenemos mano en la gestión de citas ni en los números de teléfono”, arranca el enfermero.

“Sabemos que la siguiente dosis será en”, sugiere, y el público responde: “21 días”. “Pues nosotros no sabemos cuándo les va a llegar el mensaje. Puede ser mañana, puede ser dentro de una semana, puede ser el día de antes, porque bueno, esto es España…”, continúa, entre las risas de los vacunados, “no tenemos mano en los números de teléfono, si a ustedes el mensaje les ha llegado a un número de teléfono que no es el de ustedes, nosotros los que vamos de fosforito y botas reforzadas no podemos hacer absolutamente nada. Tienen ustedes que contactar con el teléfono que tenemos aquí de Salud Pública”.

Y sigue planteando situaciones: “Es que mire, yo dentro de 21 días exactos me voy justo de vacaciones porque tengo ya los billetes comprados para Hawái”. Él mismo responde: “Lo primero, disfrutad de Hawái que tiene que ser espectacular. Lo segundo, quedarse con mi cara para llevarme. Tercero, y mucho más importante, por favor cambiemos la cita. ¿Cómo? En el mensaje cuando le llega viene el teléfono de gestión de citas”.

Termina Jorge su discurso como acaban los buenos discursos: alabando a su público. “Me van a permitir darles las gracias de todo corazón por haber venido hoy aquí a vacunarse. Han sido ustedes, de verdad, unos auténticos valientes, porque después del bombardeo informativo que hemos tenido durante estos últimos meses con todo el tema de la vacunación, han hecho lo correcto”, dice, “gracias a que se han llevado ese pinchacito que casi no se nota, toda la sociedad en su conjunto ha dado un paso más para terminar con esta pandemia que ya nos está dando dolor de cabeza, y no tiene que ver con la vacuna”.

Cuenta a EL MUNDO que su charla está teniendo un efecto muy positivo entre las personas que van a vacunarse. “Mucha gente me dice que después de escucharme se ha decidido a ponerse la segunda dosis, es maravilloso”. “El humor es clave para animar a la gente que tiene miedo, es la única manera de salir de esto”, asegura.

“Les voy a pedir que hagan vida normal”, subraya, “esto es una vacuna y les prometo que no se acaba el mundo, pero sobre todo les voy a pedir que me dejen la sala del Wanda libre porque aquí vamos como el Cholo Simeone: ¿partido a partido? Pues nosotros vacuna a vacuna”.

Saber captar la atención, transmitir un mensaje, calar en el publico y en la población no es nada fácil, ¡Enhorabuena por haberlo conseguido en esta situación de pandemia, algo que otros grandes políticos aún no lo han logrado!.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.