¿Cena con un bajo impacto ambiental y analizando la huella de carbono esta navidad? Es momento para el cambio. ¡Aquí algunos consejos para ello!

Comparte este artículo enTweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Estamos viviendo una revolución en uno de los valores humanos quizás más analizados en los últimos años, pero que en los próximos días tendrán especial importancia en Madrid, dado que se celebra la “Cumbre del Clima”, con una especial ambición para lograr cero emisiones en 2050.

A lo largo de las próximas semanas, paralelamente, muchas empresas estarán viviendo un evento que igualmente aglutina a un amplio número de personas, puesto que se acerca una época del año en la que se genera una excelente combinación de reencuentro de miembros de la empresa y de gastronomía singular. Muchas veces a ello se añaden acciones especiales y formativas, enmarcadas habitualmente en un entorno singular, que buscan generar una alteración o “deconstrucción” de la agenda diaria. Bajo este toque especial es donde se halla la gestión de la cena de empresa de Navidad.

Quizá sea este año 2019, un especial momento para optar por la gestión de un evento que empatice más con el medio ambiente y genere por ello el menor número de residuos y de impacto medioambiental. Pero…¿como hacerlo?,…. ¡aquí tienes unas ideas!

  • Comunica de manera ecológica, bien sea con un e-mail o bien sea haciendo uso de papel reciclado. Ambas opciones pueden estar adornadas de un amplio número de creatividades. ¿Recuerdas alguna foto del Equipo de dirección con cara de niños, en una foto invitándote a la cena? ¿O un vídeo donde cantasen para decirte que te esperaban un día concreto y en una hora específica vestidos de “duendecillos” en colores blanco y rojo junto a un reno? Si para confirmar añades una “landing page” divertida a nivel intranet, seguro que la respuesta está asegurada (ojo con los idiomas). Recuerda la implicación en el proyecto y que la cancelación de la reserva genera residuos, puesto que el menú ya ha sido confeccionado. Implica y mentaliza a todos los asistentes en el proyecto y en las consecuencias de no asistir.
  • Si no puede ser una comida, por motivos de logística o de horarios, y en las instalaciones de la empresa no es viable la celebración, gestiona la reserva del espacio que acogerá la cena – encuentro, valorando que tenga un muy fácil acceso a través de medio de transporte público. Facilitarás con ello que tus invitadas e invitados acudan y no generen una alta huella de carbono. Añade una opción de transporte colectivo a través de un autocar, que evite el uso de vehículos a motor personales. Estos días el tráfico es alto y el consumo de alcohol puede suponer posibles accidentes. Implica a todas y todos en la seguridad.
  • Gestiona un menú acorde al evento con productos kilómetro Zero. En ocasiones desconocemos la gran variedad de “delicatesen” que tenemos y que se confeccionan con productos cultivados en la misma zona en la que vivimos. Podemos aprovechar también para recordar algún tipo de producto gastronómico de la zona, que posiblemente invitados de otras comunidades o países no conozcan por la temporalidad de los mismos. La gastronomía española tiene un nutrido grupo de recetas específicas para la época navideña y que impulsa productos que solamente se encuentran en nuestros mercados locales en esta hermosa época del año. Déjate asesorar por profesionales en este sentido y conoce los productos de temporada.
  • Durante el cocktail y la cena, trata de evitar el uso del plástico. Nos hemos acostumbrado en muchas ocasiones a este material. Analiza aquellos restaurantes o empresas de catering que presentan su gastronomía y emplatado en otras superficies más naturales, que muchas veces destacan más el producto y son igualmente respetuosas con la legislación en materia de alimentos.
  • Decora con artículos naturales: aprovecha el uso de plantas naturales y evita el plástico dentro de lo posible en la gestión de imagen visual. Materiales como el papel y cartón te permiten también jugar con artículos decorativos.
  • Tu zona de bienvenida y espacio “photocall” en ocasiones lo puedes crear con unas sencillas sillas de colores de madera, un trineo, una mesa donde esté “santa Claus” o unos “elfos” que den la “bienvenida” a los asistentes, quienes quizás se quieran divertir con unos gorros de diferentes colores tejidos en lana, para hacerse una fotografía de grupo. Diversión y artículos sencillos son una excelente manera de conseguir una sonrisa al llegar al espacio y buscar un momento informal en el que hacerse unas fotografías.
  • Si la imagen de Santa Claus está muy vista, ¿has tenido alguna vez a “Mamá Noel” esperando a tus invitados, o a un coro de gospel de fondo? Alternativas hay muchas, con la idea de generar un momento alternativo todas ellas, y con un escaso volumen de residuos.
  • Jugar al amigo invisible o hacer una donación es una manera de colaborar con el medio. Muchas veces donar un libro a una entidad, o ceder alimentos es una excelente manera de demostrar que hay valores de la marca que se pueden impulsar. Hablamos de tareas en las que buscamos a una asociación local beneficiaria de la acción y en las que no queremos crear un impulso del consumismo, sino por el contrario, la cesión de algo a personas que necesitan un producto o un alimento. Difunde este aspecto entre tus invitados los días previos al evento y recuerda cual es el fin (tanto el proyecto como la entidad). De esta manera la “transparencia” en la acción sera total y nuestra entidad reflejará la manera de actuar.

Podemos consultar un amplio listado de ONG’S en este link: http://www.fundaciones.es/es/home

Pensemos que estamos viviendo un cambio generacional y se ha detectado que algo ha cambiado radicalmente en el último año: el activismo del clima ha dado la vuelta al mundo. Movimientos como “Fridays for Future” (Juventud por el clima, en español) impulsado por Greta Thunberg, o “Extinction Rebellion” (Rebelión contra la extinción), surgido en Reino Unido, han elevado la presión social sobre la clase política.

Con un evento de este tipo, nuestra marca se estará indirectamente acercando a un grupo social que ve las cosas de manera diferente. A la par, la empresa a la que representamos demuestra que quiere hacer un evento de una manera distinta, huyendo con ello del despilfarro y del exceso de gasto, no por ello, no ofreciendo una cena singular y con un buen recuerdo a todos los miembros de la entidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.